Licencia

..."Las palabrsiempre retendrán su poder"...

viernes, 15 de febrero de 2008

Lapsus


El tiempo se detiene sólo un segundo... miles de ideas pasan por su cabeza: La idea de dejarla, por ejemplo. La idea de no ver más a su familia, la idea del por qué está haciendo lo que está haciendo. También recuerdos entrecruzan esas ideas: Las sonrisas con amigos, el olor de las sábanas, esas interminables noches de, a la vez, interminables conversaciones. Recuerdos de miradas, de actos. No recuerda si apagó la luz del baño, cosa que le parece graciosa ya que a esta altura no tiene mucho sentido el preocuparse de si la luz del baño estaba apagada o no. Recuerda también esos amores, las velas, esos juegos de niños cuando ya lo niño lo había perdido hace mucho. Piensa también en su madre, se angustia unos cuantos segundos por ella, no muchos; piensa en el que dirán; en el asado del domingo y en lo silenciosa que será su casa sin él. Piensa en que no hay ningún buen motivo para estar haciendo lo que está haciendo, piensa en que su vida es buena, común, servicial, pero buena; sin grandes alegrías y sin grandes tristezas. Piensa en las palabras de aquel escritor... no puede recordarlas con claridad, piensa en la cerveza a medio tomar en su nevera, en el montón de escritos sin acabar en el escritorio. Al fin deja de pensar y salta.
El tiempo vuelve a la normalidad, se escucha el grito de una mujer, suena a lo lejos la sirena de una ambulancia que llegará tarde.

1 comentario:

chocolate&vainilla dijo...

mira... en un principio se me imaginó a ti... y me dió miedo... no es que piense que te quieres lanzar... es solo que no me gustó esa sensación....

luego, al ver la mediocridad de su vida (estoy segura que entiendes que por mediocre no digo algo ofensivo) deseché esa idea y me dió pena por él... por ella...





no me gustan estos escritos tan tristes
pero esta bien hecho.. llega....






te amo bebé....

te amo...