Licencia

..."Las palabrsiempre retendrán su poder"...

jueves, 20 de diciembre de 2007

Hoy fue ( Mensaje para cierta cosa chica, rica)


Hoy fue un día de grandes emociones...

Fue un día de tristezas, decepción e iras profundas, pero también, fue un día de alegrías inesperadas, de mucha esperanza y ,por sobre todo, un gran amor. Fue un día que tal vez quisieramos olvidar o borrar de nuestra memoría, pero también, fue un día que siempre recordaremos como un nuevo comienzo. Hoy, fue un día de llanto y a la vez, un día de sonrisas varias.

Nena, más de alguna vez tu misma dijiste que todo pasa por algo en esta vida, y esto no creo que sea la excepción. Sé que es difícil, entiendo tus lágrimas y creo ,también, que tú entiendes las mías, pero también sé que vas, y VAMOS, a seguir adelante, ¿Sabes por qué? Por que nos amamos, por que creemos en el futuro que tenemos por delante, por que tenemos gente que confía en nosotros y nos ama,y eso no va a cambiar ni por una nota, ni por lejos que estemos los unos de los otros. Hoy fue un día muy difícil para ti, pero espero, con mis tonteras, sonrisas, bailes y películas haberlo echo un poco más llevadero. Quiero que confíes en mi, pero más importante que todo, quiero que confíes en ti misma, por que eres una mujer inteligente, preciosa, por dentro y por fuera, y sé que, aunque no lo creas, tienes un gran futuro, y sé que lograrás hacer lo que quieres y que pase lo que pase tendrás siempre mi apoyo y el de tu familia. Tal vez cuando logres todo no seamos pareja, tal vez no hablemos tan seguido, pero siempre tendrás mi apoyo y mi cariño.

Para resumir, sólo puedo decir que te amo, confío en ti con todo mi corazón, y a pesar de que sabes lo poco que me gusta la esperanza, por ti tengo mucha, y quiero que tú también la tengas, no te prometo nada, ni el sol, ni la luna, ni amarte por siempre. Pero te prometo que, mientras te ame, te amaré con todo mi corazón y mi sinceridad...con alma y cuerpo (que es chiquitito pero aún sirve)... Nena, me despido, pero es un despido cortito, hasta la próxima palabra, escrita o hablada...

Besos y Flores... Carpe Diem... Te ama...

Freddy Vicente Fuentes Planells...
Freddus...Literatus...Woodstock...
O mejor dicho tu Freddezno.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Por hoy, no hay silvidos.

De pronto me levanté, di unos cuantos pasos vacilantes, cerré la camisa en torno a mi pecho, intenté silvar pero algo me lo impidió. Entonces, sentí el aire, aire bajo mis pies que me elevaba. Al principio sentí un leve mareo, pero acabó de inmediato, miré hacia abajo y pude ver como todo se hacía pequeño a mis pies, las gentes comenzaban a tornarse difusas, la escurridiza linea naranja ya no se divisaba, atravesé el techo, y me vi, de pronto en el aire, flotando, elevado por misteriosa bruma. Comencé a volar por sobre la capital, visitando distintos lugares, calles viejas de tiempos remotos desfilaron ante mis ojos, cierto bar ya casi olvidado que ahora parecía sacado de escena de pelicula chilena barata, callejuelas y galpones donde tu voz no volverá a sonar. De pronto un giro radical me llevó a otros reconditos lugares, salas perdidas en la historia, rincones tras bancas, tras fiestas ya para mí inexistentes. Otro giro rapido en el aire y me encuentro sobre esa calle, esa misma, transitada inumerables veces en el transcurso de casi tres años,esa que conozco de memoria y que de a poco se borra en mi cabeza, y recuerdo que ví al vendedor, a ese, ese de las rozas, ¿lo recuerdas?, simpatico caballero aquel... ahora mi vuelo me lleva a otros lares, casa conocida, amigo enfocado, risas interminables, purpuras colores. Otra vez cambio de dirección, esta vez me lleva a un lugar que no conozco, pero hay algo místico en él, como si lo conociera, pero sé que no es así. Sigo volando, revisando más lugares, algunos visitados hace tiempo, otros, otros muy cercanos... de pronto comienzo a ascender nuevamente, en línea recta, directo al cielo que se abre infinito ante mis ojos, el viento golpea mis ropas, mi cara...el aire casi me asfixia, una nube delante, no me deja ver, la atravieso durante interminables segundos, como una neblina blanca. De pronto salgo, una luz me ciega... me detengo en el aire, como una pequeña pausa en mi caída hacia arriba, contemplo el universo en su plenitud, estrellas desfilan ante mí, planetas, todo, vuelvo la mirada y a mis pies veo la tierra, insignificante, triste, sola, mi vista penetra las nubes, llega a tu cama, te abraza, te acaricia, quita esas lagrimas con gran suavidad, te besa en la frente y vuelve a subir relampagueante hasta mis ojos...unos segundos... contemplo de nuevo el universo, esta vez parece más distante... mi mirada vuelve a bajar, ahora se centra en plena esquina de Macul con Grecia... un pequeño hombre llora sus penas afirmado a una botella, mira hacia el cielo, pregunta por qué, me gustaria responderle, pero el aire que inunda mis pulmones no me deja hablar, intento pero no logro corresponder... comienzo a llorar intentando sacar palabra...no puedo...lo intento...de veras lo intento, pero no lo logro... cuando estoy a punto de rendirme, el hombrecillo detiene su llanto, busca algo en su destartalada mochila, busca con ahínco, yo sólo observo atento sus movimientos lentos y torpes... de pronto la encuentra, la saca del bolsillo de la mochila, la mira con eterno cariño, sonrie un poco... se sienta en la acera... cierra sus ojos ya secos... y se entrega al sueño y al suelo.... mi mirada lo abandona no sin antes darle una palmada de agradecimiento y cariño en la espalda, lo dejo en el tiempo en la botella. Vuelvo a descender, recorro el camino de nuevo, lo desando. vuelvo a levantarme, doy unos cuantos pasos...y por hoy... dejo de silvar.

sábado, 1 de diciembre de 2007

Cuentos

Estos son dos cuentos que tenía escritos por ahí, son algo viejos, de principios de este año, ambos del 19 de abril. Espero les gusten y me dejen sus comentarios acerca de ellos, abrazos a todos. Carpe diem.


Paseo

Ella camina lentamente, como siempre que pasean juntos por la mañana; él apura el paso, ella lo reta; ella trata de recordar si apagó el calefón, él ni siquiera la mira, simplemente se preocupa del tráfico de la calle al costado del parque; ella piensa en que odia salir con él por las mañanas, él se retrasa junto a una banca, ella lo reta por al demora; él corre hacia ella, ella lo mira con tierno cariño. Hacen esto cada vez, todos los sábados. Ella y su perro siempre pasean los sábados.

Ella

Admiro a la gente como ella, que tan estoicamente puede eludir cualquier tipo de preocupación, simplemente se mantiene en su lugar, como si nada sucediera. No como yo, que acudo llorando a los primero brazos que me acogen, que espero sentado una palabra de aliento, que necesito que me saquen, aunque sea unos segundos, de mis problemas. Aunque acepto que ella se arranca, probablemente tiene más miedo que yo, por eso se mantiene en su lugar sin hacer nada, yo por lo menos trato de enfrentar (aunque nunca funciona) mis problemas. Ella evita, yo afronto, el problema es que evitar es personla y confrontar es de a dos, y si ella me evita a mí, entonces: ¿A quíen cresta afronto?