Licencia

..."Las palabrsiempre retendrán su poder"...

martes, 25 de septiembre de 2007

El parque, a las 5, los viernes en la tarde.

Sonrisa caminó alegremente como siempre por el parque, olía las flores y reía mientras tarareaba canciones de tiempos remotos, sus pasos casi no tocaban el pasto, el cual contento bailaba bajo sus pies, el sol brillaba sobre sus castaños cabellos dandole distintos tonos cada cual más bello que el anterior, de pronto el sol se cubrió, el pasto se secó, las flores se marchitaron rápidamente, todo alrededor se cubrió de sombras pero alegría no baciló, no dio un paso atrás, es más, continuó alegre, tarareando aún, aunque con voz un poco más baja, frente a ella se paró tristeza, el mundo se dividía entre alegría y tristeza, sombras y oscuridad, día a un lado, noche al otro, se miraron frente a frente, alegría sonrió a tristeza, tristeza la miró indiferente, se sentó en el pasto seco bajo sus pies que pesados se marcaban en la tierra, alegría se sentó delante, ambas se miraron, como midiendose, de pronto se entabló la conversación, hablaron durante horas, cambiaron opiniones de todo un poco, al final alegría miro la hora, se despidió, y se retiró bailando entre los árboles, tristeza se quedó un poco más contemplando el alejamiento de alegría, una mueca de sonrisa apareció levemente en su rostro, se levantó y apesadumbrada caminó hasta salir del parque.

viernes, 14 de septiembre de 2007

Busqueda

De pronto sintió el dolor, una lágrima osó asomarse en su mejilla, pero la retuvo estóicamente, salió corriendo y entró en la casa, atravesó corredores, miró bien en cada una de las piezas, no podía encontrarla, otra lagrima intentó vencerlo, no la dejó. Continuó corriendo, subió raudo la escalera, primera pieza: no está, el baño: tampoco, ¿y si salió? no puede ser, que haría, no, tiene que estar por ahí, ordenando o limpiando algo. Ese pensamiento lo detuvo interminables segundos, en los cuales dos lágrimas trataron vanamente de brotar de sus ojos, corrió desesperado hasta la última habitación de la casa, el dolor ya no existía, sólo era un recuerdo, entonces la encontró, la miró desde el umbral con alegría que su rostro no demostraba. Ella, impasible tendía ropa en un pequeño tendero fuera de la ventana, se dio vuelta, lo miro con una amplia sonrisa y preguntó: ¿Qué pasa mi niño?, el sólo mostro su dedo lastimado mientras jugaba en el patio y rompió a llorar, la madre se acercó pronunciando palabras que el ya no escuchaba, su felicidad era tan intensa que todo desaparecía y sólo importaban esos brazos a su alrededor.

domingo, 9 de septiembre de 2007

Vicioso Cabaret


En Broadway hay un neón para cada corazón

dicen que la vida es un juego sin reglas

alguien te da las máscaras el vestuario y el guión

y te deja que improvises su vicioso cabaret.

Ciudades decadentes con manos que roban,

con formularios, esquelas y una porra en el callejón.

En blanco y negro, sexo, muerte e ignominia por una moneda.

Los trenes llegan puntualmente a ninguna parte.

Mujeres que enfrentan el futuro acostadas o de rodillas,

Mujeres que tiritan de frío y tienen miedo.

Las viudas se ponen ligas y pajarita

y alguien les enseña a levantar la pierna en el cabaret del vicio.

¡Por fin el show de 1998!

¡El ballet en el escenario!

Un documental en la pantalla rasgada.

¡Un pésimo poema en una hoja arrugada!

Un policía honesto a descubierto algo,

Gruñe y llena su pipa con un sentimiento de inquietud.

Piensa una vez más en las huellas dactilares,

Las manchas de sangre.

Intenta olvidar las cadenas que lo atenazan.

Su amo observa, mirada ciega que nunca rozó el muslo de una amante

Pero sí apretó la garganta de una nación.

Y en sueños secretos anhela el frío abrazo de crueles máquinas

Pero su amante terrible no dejará ir ni una nota.

¡Por fin el show de 1998!

¡Llega el melodrama!

¡La ópera ligera!

¡Emoción sin esperanza!

Una acuarela en la galería inundada.

Desesperada por el amor de su padre,

una chica que no quiere problemas

cree que tiene que ser fuerte.

Duda de su anfitrión,

pero decide que se está mejor en el país de Jauja que en la interperie.

Sube el telón y la obra se come a los actores.

Un asesino el la función de la tarde.

Muertos en los pasillos.

Nadie sabe si la obra ha terminado.

Los actores se miran y esperan su entrada,

Pero la máscara sólo sonríe.

¡Por fin el show de 1998!

¡La canción de amor olvidada!

¡La comedia divina!

Ojos de marionetas ahogadas por sus propios hilos.

¡Emoción y suspense, chicas a go-go! ¡Canciones y sorpresas!

¡De todo y para todos! ¡Reserve su localidad!

Habrán pícaros y timadores,

pero no maricas, ni judíos, ni negros.

En el baile de los bastardos.

¡El vicioso cabaret!

(Extraído de V for Vendetta)

lunes, 3 de septiembre de 2007

Resumen de Noticias (Silvio Rodríguez)


He estado al alcance de todos los bolsillos
porque no cuesta nada mirarse para adentro.
He estado al alcance de todas la manos
que han querido tocar mi mano amigamente.
Pero, pobre de mí, no he estado con los presos
de su propia cabeza acomodada,
no he estado en los que ríen con sólo media risa,
los delimitadores de las primaveras.

No he estado en los archivos ni en las papelerías
y se me archiva en copias y no en originales.
No he estado en los mercados grandes de la palabra,
pero he dicho lo mío a tiempo y sonriente.
No he estado enumerando las manchas en el sol
pues sé que en una sola mancha cabe el mundo.
He procurado ser un gran mortificado
para, si mortifico, no vayan a acusarme.

Aunque se dice que me sobran enemigos,
todo el mundo me escucha bien quedo cuando canto.
Yo he preferido hablar de cosas imposibles
porque de lo posible se sabe demasiado.
He preferido el polvo así, sencillamente,
pues la palabra amor aún me suena hueco.
He preferido un golpe así, de vez en cuando,
porque la inmunidad me carcome los huesos.

Agradezco la participación de todos
los que colaboraron con esta melodía.
Se debe subrayar la importante tarea
de los perseguidores de cualquier nacimiento.
Si alguien que me escucha se viera retratado,
sépase que se hace con ese destino.
Cualquier reclamación que sea sin membrete.
Buenas noches, amigos y enemigos.

Es increible tener tanto que decir sin poder expresarlo, espero que baste con un Te amo y esta frase que espero se cumpla: "En un beso, sabrás todo lo que he callado" (Pablo Neruda).